5 razones por las que los proyectos fallan y qué puede hacer al respecto - Exxa Consulting

5 Razones Por La Que Los Proyectos Fallan

El cambio de dirección de la empresa, un mal negocio y la falta de estrategia están entre las razones, y estas son las cosas que los directores de proyectos no pueden influir directamente. Sin embargo, hay algunas razones comunes para que los proyectos se detengan prematuramente que se pueden controlar. Su reputación depende de poder entregar con éxito cuando el resto del ambiente es correcto, así que aquí hay 5 razones por las que los proyectos fallan que usted puede influir para mejor.

 
# 1: Mala programación

Fallar en el plan significa estar planeando el fracaso.

Los proyectos infructuosos suelen tener planes de proyectos que no se han estudiado durante semanas (o más). Las cosas cambian en un proyecto, y no puedes manejar el impacto de eso a menos que tengas claridad sobre lo que se necesita para incorporar el impacto.

Si tu proyecto no refleja la situación real, su equipo no sabrá qué está pasando (o qué debería estar pasando). Lo vemos a través de:

- Tareas que faltan
- Tareas que están marcadas como completas cuando en realidad todavía hay trabajo por hacer
- Tareas que están marcadas como aún no se inició cuando se ha realizado un trabajo en ellas
- Asignación incorrecta de recursos a la tarea para que la gente no sepa en qué debería estar trabajando.
Si no puedes ver lo que está sucediendo durante el proyecto, estas en riesgo de dejar que el trabajo se salga de control.

¿Qué hacer?
Asegúrese de mantener su programa actualizado y utilice software de programación de proyectos profesional para asegurar que todo su equipo tenga acceso a la misma información.

Ms Project Para La Gestin De Proyectos

                                                                                      Aprende a usar MS Project para la gestión de Proyectos


# 2: Gestión de Alcance Débil

Un proyecto todavía se puede clasificar como un fracaso, incluso si se entrega a tiempo y en el presupuesto. ¿Por qué? Porque el cliente no obtuvo lo que quería. La gestión del alcance es el proceso que le permite entregar lo solicitado, saber cuáles son los requisitos que permiten que todo el mundo se centre en lo esencial. Sin embargo los problemas surgen cuando el ámbito no estaba claro en primer lugar o cuando el alcance cambia a medida que avanza el proyecto. Ambas situaciones pueden agregar confusión y retraso al proyecto, mas aún cuando es mal administrado resultará en algo no deseado por el cliente.

¿ Qué hacer ?
Pasa bastante tiempo al comienzo del proyecto obteniendo, capturando y documentando los requisitos. Este proceso será diferente para los proyectos ágil, pero el concepto de tener alguna idea de lo que vas a hacer en la próxima fase sigue siendo el mismo. Adecúate siempre a la gestión del cambio.


# 3: Gestión de riesgos inadecuada

Como gerente de proyecto, sabes que la gestión de riesgos es importante. Las directrices y estándares que los organismos profesionales de gestión de proyectos comparten con nosotros muestran que a través de las directrices detalladas sobre cómo gestionar el riesgo. Entonces, ¿por qué no más gerentes de proyectos lo hacen de manera activa? No es suficiente llenar tu registro de riesgo al comienzo del proyecto y luego esperar lo mejor, tienes que gestionar y controlar activamente los riesgos que se han identificado, y seguir añadiendo nuevos a medida que avances en el proyecto.

Si no permaneces al tanto de los riesgos, es más probable que se presente un problema que no hayas previsto y no tenga las habilidades, los recursos ni el tiempo para resolverlos. La gestión activa del riesgo le permite tratar los problemas antes de que se conviertan en demasiado grandes para manejar. Esto puede ayudarte a mantener tu proyecto en camino y sea menos probable que se cierre antes de la conclusión final.

¿ Qué hacer ? 
Prográmate cada mes para revisar el riesgo del proyecto y habla con tu equipo sobre el progreso en el manejo de cada riesgo. Construye esto en reuniones regulares con el equipo. 


# 4: No hay suficientes recursos

Cuando estas luchando por la gente, dinero o equipo, su proyecto está en riesgo. Y si no consigues lo que necesitas, no podrás entregar tu proyecto de manera efectiva. Eso da lugar al fracaso o a la percepción del fracaso. Es frustrante estar en esta posición porque a menudo no estas en posición de controlar la asignación de recursos. Si necesitas más recursos en un proyecto, aclara bien lo que quieres y haga el caso a su patrocinador, indicando cuál será el impacto si estos recursos no se encuentran.

¿ Qué hacer ? 
Trabaja con tu equipo para establecer los requisitos de recursos al inicio del proyecto y asegura los recursos que necesitas. Si no puedes, plantea esto como un problema con el patrocinador del proyecto tan pronto como sea posible.

# 5: Un patrocinador de un proyecto diferente

A veces, cuando el liderazgo cambia en un proyecto, la dirección de tu trabajo se desplaza un poco y por tal deja de ser relevante. Esto puede resultar en que el proyecto se detenga, temporalmente o permanentemente.

En esta situación puede parecer que no hay mucho por hacer, estas decisiones son tomadas por personas en puestos de liderazgo. Al menos puedes asegurarte que tu proyecto tiene un sólido tipo de negocios y resultados claros, que existe un vínculo con la estrategia de la empresa, de modo que en caso exista un cambio en el liderazgo, tengas la claridad sobre lo que se suponía que debía ofrecer y si se ajusta a la estrategia de negocio.

¿ Qué hacer ? 
Asegúrate que tu trabajo cuenta con la claridad necesaria para cuando llegue el cambio de patrocinador. Hará más fácil el trabajo al momento de evaluar su proyecto.




Artículos Relacionados a Gestión de Proyectos

 

Regístrate
Fuente de Posible cliente
Nombre*
Apellidos*
Correo electrónico*
Móvil*